Pesca en pato en el mar


Un día decidimos adentrarnos con los patos en el agua salada Manu, David y Gerard.
Llegamos a la zona de pesca a las 6 de la mañana, después de varias paradas por el camino en busca de café. Observemos que la mar estaba plana y sin aire ni corrientes y empecemos a preparar todo el material.


A las 6:40 estábamos en el agua disfrutando como niños pequeños, como si nunca hubieras estado en el agua del mar.


A unos metros de la costa vimos unas pajareras que cada vez se hacían mas grandes y peces comiendo en la superficie, poco a poco fuimos acercándonos a medida que hacíamos algún lance durante el camino.
Cada uno con su jig favorito fuimos sacando jureles, palometas y caballas. Cuando desapareció la pajarera se nos acerco un pez que levanto una gran ola a nuestro alrededor. Rápidamente cambiemos de señuelo y pusimos alguno de superficie para hacerlo reaccionar antes de que nos viese.


Pero no tuvimos la suerte suficiente de que atacase nuestro señuelo. Si que tuvimos muchas seguidas detrás de los paseantes pero al acercar el señuelo al pato se percató de nosotros.
Ya de camino a la orilla lanzando nuestros poppers y paseantes Manu se llevó la sorpresa del dia, ya que íbamos tan felices hablando de nuestras anécdotas y de repente una explosión al lado de la orilla, una anjova estaba persiguiendo las lisas como loca.

Manu fue el primero en lanzar y la clavo con la siguiente pelea que fue un disfrute!!


Corre corre saca la cámara! Coge el salabre que se me escapa! Darme el grip! Los tres pudimos disfrutar de ese precioso pez como si lo hubiéramos sacado juntos. Unas fotos y para el agua de vuelta.

Ahora tocaba limpiar nuestros patos e ir a comer una buena barbacoa!

Esta entrada fue publicada en Blog, Mar, Pato, Spinning y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *