Spinning con Manu

Fotoblog004

El Señor de las Tinieblas.

Martes, 3:30 a.m. y un pitido infernal me hace retorcerme entre las sábanas mientras pienso que “estoy loco”, que “dónde voy yo a estas horas”, y en esos menesteres autodestructivos me encuentro cuando vuelve a sonar el despertador, esta vez el sonido de la carraca de un carrete en una buena arrancada y soy consciente: toca pescar, café entre pecho y espalda y al lío.

 

Media hora después me planto en el espigón, mientras saco el equipo del coche llegan mis compañeros, empezamos a bromear sobre el estado del mar y que se está mejor en la cama, pero ya nada nos detiene, sólo queremos pescar.

Fotoblog004

Enfilamos el espigón de roca en roca, sin prisa pero sin pausa, llegamos al spot y decidimos montar equipos mientras “montamos” otro café, que nunca viene mal para tener ese plus que te permita pegarte unas cuantas horas lanzando antes de ir a trabajar.

Alguno ya sabrá, llegados a este punto, que lo que me trae entre manos en este artículo no es otro pez que el espetón, una especie que en mí levanta pasiones y que en ocasiones pienso que está menospreciado frente a los reyes del spinning marino desde costa.

Pocos peces nos dan lo que nos dan los espetones. Es curioso, los tenemos presentes todo el año, a tiro de minnow, son voraces, deportivos, abundantes, y sin embargo parecen ser el daño colateral de ir en busca de otros peces, ya sea palometón, lubina o anjova.

¿Alguna vez te has planteado dedicarle jornadas de pesca? Vamos a tratar un poco los puntos básicos para su pesca, equipo, señuelos, lugares de pesca, mejores momentos, técnicas…

El equipo

En internet podrás encontrar ingente información sobre equipos de pesca para spinning desde costa, y podrás ver que para cada técnica hay un material en concreto, siendo lo idílico (que no digo lo ideal) una caña para cada señuelo.

En la vida real hay muchos límites a esta idea. Por un lado está la lógica aplastante de que por mucho material que te quieras comprar, no vas a poder llevarlo todo, y más si tienes en cuenta que la mayoría de spots (o puestos de pesca) exigen patear espigones, rocas, playas, y por tanto es inviable cargar con 10 cañas para los 10 señuelos que llevas.

Por otro lado está el presupuesto que cada uno tenga, y lo que cada cual se quiera gastar. Hay cañas de 300€ que son verdaderas delicias, pero para alguien que se inicia en el spinning, el equipo adecuado debería ser aquel que te permita pescar en la mayoría de situaciones.

Esto no pretende ser la definición del equipo perfecto, son unas nociones básicas y unas conclusiones a las que he llegado con mi experiencia y mi forma de pescar, pero al final cada uno debe configurar su equipo de acuerdo a sus gustos. Espero, sin embargo, que para quien se inicia en esto sirva al menos como guía.

Fotoblog002

La caña.

Para la caña, y teniendo en cuenta que pescaremos desde orilla y que la distancia a la que lancemos el señuelo es VITAL para cubrir más metros de agua y tener así más posibilidades de pescar, las medidas adecuadas estarían entre 2,4m y 3m, de carbono, y con acciones comprendidas entre los 20-80gr. Lo normal es que los señuelos que lancemos ronden los 40gr máximo, pero ya que adquirimos un equipo, mejor que sea polivalente y nos permita lanzar algún popper grande buscando anjovas en algún momento.

Con este tipo de caña cubriremos la mayoría de situaciones de spinning marino, nos valdrá para lanzar minnows, jigs, paseantes… y la medida es lo suficientemente cómoda como para pescar varias horas sin agotamiento o sobrecargas musculares. Es importante por esto mismo que la caña sea lo más ligera posible, 100gr más o menos después de 4 horas lanzando, se notan.

En cuanto a la empuñadura de la caña, yo prefiero siempre que sea larga, es decir, que cogiendo con la mano derecha la caña a la altura del portacarretes, el mango sobresalga del codo. Es una cuestión personal, pero a mí me ayuda a hacer más palanca a la hora de lanzar y le gano un buen puñado de metros en cada lance con el mismo esfuerzo.

Marcas, al gusto de cada uno. Todas las marcas conocidas realizan magníficas cañas, siempre habrá alguna dentro de tu presupuesto y necesidades. Lo importante es que la tengas en la mano, que la pruebes, que sientas el peso y veas si se adapta a ti. Es por eso importante que acudáis a tiendas en las que el stock disponible sea alto o te puedan traer la caña para probarla.

Actualmente tengo dos cañas destinadas a esta pesca. La primera es la Hart Shore Power EVO, 285cm, acción 20-80gr, caña potente, sensible y muy cómoda. La segunda es una Renzo Valdieri Magazzari, 243cm, acción 15-50gr, caña más cómoda a la hora de trabajar señuelos más pequeños, sobre todo en zonas en las que prima una excelente presentación más que la distancia a la que pesquemos, aunque no hay que engañarse, es una gran lanzadora.

El carrete.

Otro elemento fundamental del equipo es el carrete, y lo descrito en el apartado de la caña es aplicable aquí también. Busca siempre el carrete que se adapte a tu nivel, a tu presupuesto y a tus exigencias técnicas.

Los carretes se suelen medir por un número del estilo 1000, 2000, 3000, 4000, etc… Y como noción básica os diría que a mayor número, mayor tamaño del carrete.

Para la pesca del espetón no se necesitan carretes excesivamente grandes, es un pez luchador pero con un 3000 o 4000 es más que suficiente para manejar cualquier ejemplar que te puedas encontrar. Si quieres buscar polivalencia, mira mejor un 4000 que un 3000.

Es importante que el ratio del carrete sea alto, es decir, que sea un carrete rápido. Esto se ve en un número que aparece en la descripción del carrete, y que suele ir de 4,0:1 a 6,5:1, siendo interesantes para la pesca a spinning en el mar aquellos cuyo ratio vaya de 5,5:1 en adelante.

Otros puntos a tener en cuenta a la hora de mirar el carrete son: la suavidad del mismo (a mayor número de rodamientos, mayor suavidad), la capacidad de hilo (con 250m de 0,18mm sería suficiente) y la capacidad de freno, no siendo necesario volverse loco con carretes con un freno extrapotente, 6kg ya te permite jugar con los peces hasta cansarlos sin poner en riesgo otros elementos del equipo, como son la caña y la línea.

Lo más importante del carrete, teniendo en cuenta además las características anteriores, es que sea ligero, al igual que la caña. La ergonomía del equipo es importante, y sobre todo la armonía del mismo, tiene que ser equilibrado y cómodo.

Mis carretes son un Cinnetic Cinergy Small Tracker 4000X, con 14kg de freno, carrete muy compacto, ligero y potente que encaja a la perfección con mi Hart, y un carrete Hart Poizon Carbonic 30, más ligero y con un ratio rápido, y que normalmente utilizo combinado con la Renzo Valdieri y una línea más fina.

Fotoblog001

La línea

Trenzado y punto. Y además del bueno.

Siento ser así de tajante, pero es lo que hay. Aquí hay que gastarse dinero, y el principal motivo es que el nexo de unión entre tu caña y tu captura-trofeo será un hilito de apenas 0,2mm… Merece la pena invertir algo más en un trenzado de calidad que te durará con total probabilidad la temporada entera.

A los que estéis pensando en un monofilamento de toda la vida, un 0,30 o más, os diré que no os sorprendáis si cuando lleguéis al spot con vuestro flamante equipo nuevo, veis como alguien con un equipo inferior y un señuelo más liviano os saca 30m en cada lance. Descartado, de verdad. Ninguno de mis carretes de spinning tiene monofilamento, por tanto no lo voy a recomendar aquí.

Comprad una bobina de 250-300m de trenzado, en diámetros desde 0,18 a 0,20mm, llenad vuestro carrete y tendréis hilo para rato, y más resistente de lo que pensáis si es de calidad. Lances infinitos, sensibilidad absoluta para saber qué pasa al otro extremo de la línea, pues carecen de elasticidad al contrario que con los monofilamentos, ideal para tener contacto directo con el señuelo y el pez… ¿Qué más se puede pedir?

Bajo de línea

Es importante colocar entre medio metro y un metro de bajo de línea de fluorocarbono y no pescar con el trenzado directo al señuelo por dos sencillas razones.

  • El fluorocarbono bueno, el que es 100% fluorocarbono, es virtualmente invisible bajo el agua. ¿Qué quiere decir esto? Que su índice de refracción es igual que el del agua, es decir, que la luz pasa a través de él igual que a través del agua, por lo que se puede considerar invisible
  • Tiene una resistencia a la abrasión muy alta, asegurando que en caso de roce con los dientes del espetón o incluso de las propias aletas del pez, no nos corte la línea y dejemos un pez condenado con un señuelo en la boca y a nosotros con el mal trago de perder una captura y un buen señuelo.

Un diámetro de 0,60 hasta 0,90 nos dará buenos resultados.

El fluorocarbono debe unirse al trenzado con un nudo fiable. Hay multitud de nudos y a dicha información podéis acceder en internet, pero yo recomiendo el nudo “Peixet”, que puede parecer lioso al principio pero cuando se le coge el truco es sencillo, y que además nunca me ha fallado.

Para completar el bajo de línea, anudamos una grapa discreta pero resistente al final del fluorocarbono y podremos cambiar de señuelo cómodamente siempre que queramos.

Señuelos

Si la elección de la caña y el carrete puede llegar a ser abrumadora por la cantidad de posibles equipos, precios, marcas, características… Prepárate, ¡te enfrentas a la elección de los señuelos!

¿Flotante, sinking, suspending? ¿Minnow, jig, paseante, skipping lure, popper, vinilo, bucktail…? ¿12, 15, 18, 20cm? ¿Color natural, color fantasía?

Bueno, es para volverse loco. Dicen que los señuelos pescan más pescadores que peces, en muchos casos se convierten en elementos de colección que no llegan ni a tocar el agua y llenan cajas y cajas, y no son precisamente baratos.

Vamos a hacer una pequeña selección de lo que va en mi caja, lo básico para enfrentarse a estos peces en todas las situaciones que se te puedan presentar.

Y sobre todo, creo que hay que dejar claro antes de nada que no existe el “señuelo definitivo”, todos los señuelos pescan si pasan suficiente tiempo en el agua.

En varias ocasiones algunos pescadores me han preguntado por el señuelo con el que estoy pescando en ese momento, pregunta que suele coincidir con la captura de algún pez. Curiosamente, al día siguiente lo tenían montado en su caña, nuevo, 5 lances… y al destierro, al fondo de la caja e imagino que con un sentimiento de “me han engañado con este minnow también”. Olvidaron que cuando me vieron pescar, el señuelo llevaba ya varias horas en el agua sin haber recibido picada.

Moraleja, busca señuelos que se adapten a ti, señuelos con acciones variadas, y sobre todo, dales su oportunidad, dales tiempo, pesca con ellos. A veces hay que volverse tozudo y cabezón obligarse a que sea tu único señuelo en una jornada de pesca, hasta que aprendemos a pescar con él, hasta que el pez está ahí con la voluntad de comer. Si hay peces, cualquier señuelo bien manejado te acabará dando buenos resultados.

Minnows

Son señuelos que imitan pez pasto, los encontraremos en multitud de medidas y colores, pero para enfrentarnos a los espetones lo ideal son los denominados “Slim minnows” o minnows alargados y estilizados, cuanto más largos mejor. Y cuando digo alargados estoy refiriéndome a medidas entre 17-21cm, y que no nos impresione el tamaño, porque con estos señuelos tendremos picadas tanto de verdaderos monstruos dentudos como de pequeños espetones poco más grandes que el señuelo.

Fotoblog006

“De izquierda a derecha: Akami Wild 190, Duel Hardcore Minnow 210F, Duo Tide Minnow 175 Slim y Rapala Max Rap 17”

Es importante que busquemos modelos modernos, en plástico y no madera de balsa, y con transferencia de peso interna para poder lanzar más.

Los colores que suelo utilizar son claros y llamativos, blancos, amarillos, naranjas… porque vamos a pescar en condiciones de poca luz y es necesario que el pez localice el señuelo.

En mi selección personal tengo señuelos flotantes, que se hunden al recoger y suben a la superficie al parar, pero no son los únicos. También utilizo señuelos hundidos, que al detener la recogida se hunden lentamente, y señuelos suspending, cuya densidad es igual que la del agua y al detener la recogida el señuelo se queda en la misma posición, ni sube ni baja, y eso es sencillamente MORTAL para el espetón y otras tantas especies.

Más adelante hablaremos de cómo pescar con estos señuelos.

Paseantes

Son señuelos de superficie, y aplicándoles la recogida adecuada se mueven en zigzag por la superficie generando una estela muy atractiva para los depredadores que puede ser más o menos ancha en función de la velocidad de recogida.

Son muy efectivos y polivalentes, incluso para el espetón. Merece la pena dedicarles tiempo, cuando empiezas a tener picadas en superficie esta técnica se vuelve adictiva por la espectacularidad de las picadas. En un buen día puedes acabar con los pelos de punta y el corazón a 200 pulsaciones por minuto.

Fotoblog005

“De izquierda a derecha: Maria Miss Carna, Heddon Super Spook Salt water, Illex Bonnie 128, Heddon Super Spook Fresh water”

Vinilos

Aunque su uso está generalizado en la pesca en agua dulce, en el mar aún son unos grandes desconocidos. Sin embargo, estos señuelos están ganando paulatinamente terreno en la pesca a spinning en el mar gracias a su versatilidad, efectividad y variedad, así como por su precio, que generalmente es inferior que el de los señuelos duros (aunque su durabilidad es menor en la boca de peces dentados).

La lubina es la que se lleva la palma en el empleo de vinilos, y sin embargo, es muy habitual tener capturas o picadas con ellos cuando me dedico al espetón.

Generalmente los uso cuando no consigo dar con los peces utilizando minnows y me da por pensar que los peces están más abajo. Para verificarlo, monto un shad de vinilo, de los conocidos como “Pikies” para lucio con un tamaño de unos 12cm y lo dejo bajar a las profundidades a ver qué se cuece.

Es habitual recogerlo con dentelladas fallidas del espetón, que no engulle a su presa sino que la muerde por el lateral, por lo que para tener mayores opciones de clavarlo deberemos montar un anzuelo assist cercano a la cola del vinilo.

Otra de las bondades de los vinilos es que nos permitirá cubrir todas las capas de agua en busca de nuestro objetivo, pudiendo trabajarlo a medias aguas o “rascando” el fondo.

Llegamos al spot… ¿Y ahora qué?

Afortunadamente, la costa mediterránea es un paraíso para la pesca a spinning. Tenemos multitud de posibles puntos donde pescar, pero antes de iniciar nuestra jornada de pesca es recomendable realizar un reconocimiento con luz de día si no vamos acompañados de alguien conocedor de la zona para localizar aquellos puntos querenciosos para los espetones, es decir, puntas o zonas de tierra que se adentran en el mar y cuyos fondos alcanzan una profundidad suficientemente alta, a partir de los 6 metros.

Estos puntos pueden ser naturales, como cortados de roca, o artificiales, ya sean espigones o bocanas de puertos.

Fotoblog007

En este punto ya tienes tu flamante equipo nuevo, una buena selección de señuelos para enfrentarte a cualquier situación… ¿Y ahora qué?

Pues a lanzar, y a lanzar incansablemente. Aunque es un pez frecuente y abundante en nuestras costas, nos toca ser insistente y paciente, y confiar en que lo estamos haciendo bien.

Con los minnows, alterna recogidas rápidas con recogidas lentas, e incluso a jerking, con pausas más o menos cortas. En muchas ocasiones, y aunque no tendremos la oportunidad de observarlo por la falta de luz, los espetones seguirán el señuelo y lo desecharán.

A veces una recogida lineal muy lenta te dará peces, en otras ocasiones podrás comprobar como después de una recogida lenta y llegando a la orilla, al dar dos o tres tirones obtienes la ansiada picada, ya que el espetón llevaba 30 metros detrás del señuelo y los “jerks” simulan la huida y desencadenan el ataque.

En el caso de utilizar vinilos, aprovecha su versatilidad para cubrir todas las capas de agua, desde el fondo hacia arriba. Puedes pasarte una jornada entera lanzando minnows sin tener picada porque los peces están profundos y no tienen la voluntad de subir a por el señuelo casi hasta la superficie, pero los podrás localizar en esas situaciones manejando un shad de vinilo muy lento por el fondo.

A diferencia de los minnows, las picadas con vinilo serán menos efectivas y fallarán más, por lo que te recomiendo incluir en la cola del shad un assist hook o anzuelo auxiliar anudado a la anilla de la cabeza plomada.

Captura y suelta

El concepto de que el mar es infinito es erróneo. Cualquier acción no responsable sobre el mar incide negativamente sobre el medio. Es por eso, que en un momento como el actual, con una sobrepesca industrial se hace esencial devolver a su medio a todos los ejemplares capturados, sea cual sea la técnica, y sea cual sea el tamaño o madurez de cada pez.

Además, hemos de tener especial cuidado con aquellas especies que se encuentren en etapa reproductora, y cuidar principalmente a las hembras cargadas de huevas. Por ejemplo, al llevarnos a casa una lubina con 3kg de peso en periodo reproductor impediremos que cientos de miles de pequeños alevines nazcan y perpetúen la especie.

Esto es una visión de futuro, si te gusta la pesca, lo bonito es capturar peces en abundancia, y para eso tenemos que ser responsables.

Disfruta de la pesca, de la buena compañía, de las experiencias, de la naturaleza, y sobre todo, captura y suelta!

Saludos de un apasionado de este deporte!

Manu González Daganzo

Fotoblog003

Esta entrada fue publicada en Blog, Mar, Spinning y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Spinning con Manu

  1. coco dijo:

    Gracias Manu por la lección que me acabas de dar! Soy completamente nuevo en el spinning y esto me servirá de mucha ayuda para mis inicios. Hoy mismo he ido a Sports Pamies a por una caña de spinning muy simple para ver como me siento y si la modalidad me gusta, pues cuando tenga un veredicto espero poder poner aqui mis experiencias y sensaciones!

    De nuevo, gracias y espero tener mas lecciones sobre cualquier tipo de pesca para ayudar a gente como yo, inexperta pero con ganas de aprender y hacer bien las cosas!

    Aprovecho para felicitar a Sports Pamies por su Blog, que seguro que será un éxito y un nuevo referente para muchos pescadores noveles y veteranos para compartir esta gran pasión que es la pesca.

    Un saludo.

    Coco

    • Manu dijo:

      Hola Coco,

      Me halagan tus palabras, y me alegra que hayan servido para animarte e iniciarte en el spinning.

      Disfrutarás, vienen buenos meses para los depredadores, así que aprovecha. Si tienes cualquier duda confía en Sports Pamies, nunca te van a aconsejar algo que no funcione, porque trabajan basándose en su experiencia (de muchos años) y en la de algunos que no paramos de pensar, probar, lanzar…

      Un saludo y para cualquier cosa, seguimos en contacto.

      Manu

  2. Óscar dijo:

    Manu gran artículo para aquellos que nos iniciamos en este mundo, seguro que le sacaré partido a esta magnífica información. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *