Claves de la pesca en embalses

DCIM101GOPRO

 

Los que me conocéis en persona o por redes sociales sabéis que me apasiona el spinning. Actualmente dedico más jornadas a la pesca en mar que en agua dulce, pero soy de hacer escapadas frecuentes al interior o incluso viajes lejanos a zonas maravillosas como Extremadura. Estoy enamorado de esta tierra, su gente, su naturaleza… Es un paraíso turístico y natural, y aunque podría pasarme la entrada al blog hablando de jamones ibéricos y otras bondades culinarias locales, lo que me trae por aquí es la pesca en este paraíso.

 

Entradablog002_F000

Cuando planteamos la posibilidad de hacer una entrada sobre la pesca a spinning en aguas interiores me di cuenta que el tema era demasiado extenso, poco específico. La diversidad de peces, técnicas, momentos hacen que sea difícil abarcar todo en una entrada de blog, así que cambié por completo el enfoque.

Mi pretensión es explicar qué estrategias puedes seguir cuando entras en un pantano por primera vez, en qué fijarte, qué pasos dar para intentar tener éxito, y mezclarlo con experiencias personales, lances con éxito, tácticas que he cambiado a lo largo de la jornada y que me han hecho dar con la clave en un momento en el que nada funcionaba. 

Caso práctico 1. Primera visita al embalse.

Quizá ésta sea una de esas situaciones que más sentimientos contradictorios genera, pero que por suerte o desgracia siempre hay que pasar por ella alguna vez.

La primera vez que pisas un embalse desconocido es debido generalmente a tu espíritu aventurero. Atrás quedan cientos de km recorridos, carreteras, caminos y otras vías que no son ni caminos hasta que llegas al paraíso. Antes te has informado por Internet, has renovado tu equipo, y las miles de fotos de maravillosas capturas vistas en Google y foros te hacen presagiar lo mejor y convierten tu primer lance en el lance más exitoso de tu vida… En tu mente. Porque después de media hora lanzando el señuelo recomendado en el sitio recomendado te das cuenta que no pica nada… Muévete!!

Los sitios nuevos son para investigar, para probar… Cuando llegues a un pantano nuevo recórrelo, pesca diferentes técnicas en diferentes horas, lanza y lanza, apréndete cómo es el fondo a base de perder señuelos, tienes que hacerte una imagen mental del sitio que pescas… Y sobre todo intégrate, sé sigiloso, anda despacio, observando… A veces cualquier pequeño detalle puede marcar la diferencia entre el éxito o un bolo estrepitoso.

Para conocer un sitio hay que pescarlo, pero de verdad. Visitarlo asiduamente, probar en diferentes horas, recorrerlo entero, meter el señuelo donde quizá nunca habrías pensado que habría un pez, porque cada embalse es un mundo distinto.

Es probable que tu primera visita al nuevo embalse no se parezca a lo que te habían contado o habías imaginado, pero el trabajo que realices quizá dé sus frutos en las futuras jornadas.

DCIM101GOPRO

 

Caso práctico 2. Periodos de actividad.

Tengo la suerte de poder dedicar algunos fines de semana completos a la pesca. Con completos me refiero de sol a sol, a veces incluso con cambio de técnicas o pasando del mar al río y viceversa.

En mis jornadas, me encuentro a menudo gente que viene a echar el rato en modo “dominguero”, un par de horas sin alejarse mucho del coche y para casa a tomar el aperitivo antes de comer, que además me parece una forma magnífica de pasar el rato. Normalmente cruzamos saludo y algún comentario o pregunta sobre cómo ha ido… Y ellos suelen decirme: “aquí nunca sale ná”.

Esto me ha hecho reflexionar, ya que me he dado cuenta de que la pesca son momentos, en su mayoría difíciles de entender por mi parte, ya que no controlo todas las variables, pero soy consciente de que las mayores posibilidades de éxito residen en estar en el momento adecuado en el lugar adecuado, y para eso hay que echarle horas.

Os dejo un vídeo que realicé después de varias horas sin obtener capturas… Había estado pescando ese sitio una hora antes con el mismo señuelo. Pasé por segunda vez, empezó a oscurecer y con la falta de luz empezó también la fiesta. Y como podréis apreciar por mis comentarios y expresiones, ¡la alegría después de tanto tiempo sin sacar nada era evidente!

 

Caso práctico 3. Tiempo inestable.

Antes de nada quiero aclarar en este apartado que nunca pesco en condiciones de tiempo tormentoso. Las cañas son perfectos pararrayos que en zonas como playas, espigones o campo abierto, se convierten en puntos preferenciales para la caída de un rayo, por lo que desaconsejo por completo la pesca en estas condiciones, es una irresponsabilidad.

Sin embargo, quería hablar de los cambios en el tiempo que ocurren durante la jornada. Normalmente me han dado buenos resultados los momentos en los que el viento arrecia o se detiene, o un pequeño chaparrón otoñal… Momentos en los que mucha gente decide recoger e ir al coche a esperar o a casa. Aguanta, prueba, son instantes que pueden suponer un punto de inflexión de la actividad de los depredadores.

Como en la imagen que os muestro, se levantó viento fuerte del norte, hice un lance a unos juncos con poca profundidad con un pikie de vinilo destinado al lucio y sorpresón!

Las reglas en la pesca no sirven, simplemente porque a veces se cumplen y otras muchas no. La clave está en permanecer junto al agua lanzando con fe. ¿Quién me iba a decir a mí que con el frío que hacía habría un buen bass de más de 1,5kg en apenas 20cm de agua y con mucha hambre?

 

Entradablog002_F003 

Caso práctico 4. Cuando nada funciona.

En ocasiones nos encontraremos en el embalse, lanzando y lanzando durante horas sin tener picada. Lo normal será probar aquello que nos dice la lógica en función de la climatología y ser insistentes, y estoy de acuerdo con esta filosofía.

Sin embargo, que no nos asuste probar cosas aunque la gente que nos vea nos tache de locos. Un paseante trabajado con un “walking the dog” lento y con un zigzag muy abierto en pleno invierno puede despertar al más perezoso bass y alegrarte el día.

Entradablog002_F002

 

Caso práctico 5. Elevada presión de pesca.

Es complicado encontrar sitios “vírgenes”, en los que no haya pisado nadie. Somos muchos aficionados a la pesca y al final acabamos pescando en los mismos sitios que el resto.

El colmo de la presión pesquera es ir pescando la orilla de un embalse justo por detrás de otros dos pescadores… ¿Te ha ocurrido esto a ti? Te cuento mis claves del éxito.

Si analizamos el estado de ánimo del pescador que va por detrás del resto, en este caso yo, normalmente cunde el desánimo por verte pescando algo que ya está pescado. En tu mente afloran pensamientos pesimistas como “esto está ya pescado y los peces estarán asustados”, “me doy la vuelta” o de picaresca del tipo “me echo una carrera, les adelanto y que se *****!!” Si consigues evitar estos malos pensamientos, podrás analizar el estado de ánimo de los pescadores que van por delante, y entenderás que tienes ventaja.

Ellos se sentirán presionados por tu presencia, entonces intentarán aprovechar su ventaja en posición y pescarán más rápido para evitar que les alcances. Ahí está la ventaja del que está detrás, en la prisa y el poco tesón que pondrán en los sitios que pescan.

Cuando llegues al sitio ya pescado, debes seguir varias pequeñas reglas:

  • Utiliza señuelos más naturales y pequeños, sin “rattles” o sonajeros. Te funcionarán bien vinilos muy móviles en colores naturales, pequeños paseantes y jerkbaits duros en función del día.
  • Aproxímate a los sitios con sigilo. Es probable que los otros pescadores se hayan hecho notar en la zona a pescar, si eres capaz de acercarte sin ser “oído”, tendrás más posibilidades de éxito.
  • Pesca despacio, no tienes prisa por adelantarles. Repite lances en las zonas querenciosas de albergar peces.

Si eres concienzudo y cuidadoso, sin duda pescarás aunque la situación de inicio no pintara nada bien.

El lucio de la siguiente imagen salió un domingo, con muchos pescadores por el pantano, después de que pasaran por el mismo puesto dos pescadores antes que yo con pikies de vinilo. Elijo un señuelo diferente, una spinnerbait pequeña de 1/2oz, y lanzo varias veces a la misma roca hundida en un corte que hace que la orilla gane profundidad rápidamente. Al cuarto lance, y bajando la velocidad, esta pequeña mamá lucio de 4,5kg frenó en seco el señuelo y dio magnífica pelea.

1

 

 

Caso práctico 6. Cuando das con la clave.

Es algo difícil de conseguir. En ocasiones verás cómo tu señuelo es atacado por diferentes especies en diferentes momentos y lugares del embalse… Has dado con la clave, toca disfrutar.

En uno de mis mejores días disfruté con basses y lucios de diferentes tamaños a lo largo de todo el día, y además tuve la fortuna de que fuera a superficie. Estas son algunas de las variadas capturas, otras que no tuvieron foto y otras que fallaron en los ataques, pero para mí fue suficientemente satisfactorio ver lucios sacando el cuerpo del agua tras el paseante.

 

Collage

 

Caso práctico 7. En el momento adecuado, en el sitio adecuado

Sin más. Llegas al embalse, bajas del coche y montas el equipo. Te diriges directo al punto en el que quieres empezar la jornada y al aproximarte un pequeño lucio que estaba en la orilla nota tu presencia y huye. En vez de lanzar en la dirección en que se fue, lanzas hacia la derecha dejando tiempo a que se olvide un poco de tu presencia, y en ese primer lance sin demasiada intención… Zas!! Picadón, carreras, una pelea preciosa de 5 minutos hasta que por fin consigues tu objetivo:

Entradablog002_F006

Después de la pelea quedó exhausto, y al liberarlo intentó nadar y pensé que tenía fuerzas suficientes, así que al soltarlo se alejó de la orilla y quedó panza arriba en el agua. Era noviembre, pero no lo dudé. Me descalcé, me arremangué los pantalones (que no sirvió de mucho porque se empaparon) y me metí al agua a buscarlo. Tras otros 5 minutos de reanimación, consiguió recuperarse por suerte y volvió a su hábitat.

Como siempre, ¡¡captura y suelta!!

Quiero mandar un saludo a mi buen amigo Luis, compañero de pesca en estas jornadas. Es lo más importante que me llevo, un buen amigo y gran pescador, muy joven, pero con un futuro increíble.

¡Nos vemos pronto amigo!

Entradablog002_F007

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un saludo a todos , Manu

Esta entrada fue publicada en Blog, Continental, Spinning y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *