Spinning ultraligero con Manu

Pesca con equipos ultraligeros

Pesca con equipos ultraligeros

 

 

 

 

 

 

“La pesca es disfrutar, la pesca son sensaciones. La pesca es llevar el equipo al límite, dar al pez la oportunidad de ganar”. Dije, apurando el café mientras repasaba mentalmente las capturas de aquel día, que por desgracia no pasaban de unos cuantos jureles.

Apoyada en la mesa que servía de centro de tertulia, mi compañera de batallas, caña 2,85m y acción 20-80gr. “Imposible disfrutar de peces tan pequeños con este equipo”, pensé, y entonces me di cuenta que había que cambiar si quería disfrutar siempre.

Así que empecé a rebuscar en Internet, a mirar, a cotillear, y sobre todo a pensar. ¿Por qué no hacerme con un equipo ultraligero, caña y carrete, para lanzar aquellos señuelos que pesan poco y que te permiten tocar y disfrutar aquellos peces que en otras condiciones no valoras?

Blog Foto001

El equipo

Dicho y hecho, y sin decir marcas, caña 1,98m de acción 2-10gr, anillas Fuji K, carrete tamaño 1000 lleno de trenzado 0,10mm. A partir de aquí, uno es consciente de que dependiendo qué peces claves, irremediablemente los darás por perdidos, pero que peces de medio kilo te van a hacer gozar. Lo importante es que el equipo sea de calidad.

El siguiente paso son los señuelos. Como todo, tienen que ir adaptados al equipo y a los peces, pero afortunadamente, en el mercado se encuentran los mismos señuelos que normalmente utilizamos a spinning, pero en tamaños a veces ridículos. Minnows, poppers, paseantes, jigs, vinilos… sorprende lo que ha crecido este mundo en tan poco tiempo.

Los señuelos

Yo como siempre, recomiendo hacerse con una pequeña selección, unos cuantos jigs metálicos con los que alcanzar grandes distancias en tamaños hasta 7gr, unos minnow de calidad, con transferencia de peso y muy lanzadores, hasta 9gr, paseantes de 6-8gr, y cabezas plomadas y vinilos en las mismas medidas y pesos que los anteriores.

Blog Foto002

Dado que pescamos con trenzado, colocad un bajo de fluorocarbono de al menos medio metro, y listos para pescar. Los diámetros dependerán de qué pesquemos, pero aunque en ocasiones se pesca con diámetros inferiores, yo prefiero asegurar con un 0,28mm que reducirá las posibilidades de rotura de la línea por abrasión, evitando así que el pez se lleve el señuelo clavado como castigo.

La acción de pesca

Este tipo de pesca es bastante polivalente, con el mismo equipo podemos practicar diferentes técnicas.

Por un lado, lo que inicialmente nació como rockfishing, que consiste en utilizar pequeños vinilos con cabezas plomadas para tentar a especies como sargos, serranos, escorpas y demás peces de roca en las zonas en las que normalmente suelen vivir. Esta pesca no vive de lances largos, sino más bien pesca vertical (bajo tus pies), meter el vinilo entre rocas, debajo de barcos en puertos. Es muy productiva, los peces suelen ser bastante agresivos y es un sustituto de la pesca con cebo. Tiene su gracia sacar un sargo con un vinilo, y algo más de técnica

Blog Foto003

Por otro lado, y derivado del rockfishing, el spinning ultraligero. Consiste en pescar a spinning con señuelos y equipos miniaturizados, generalmente los mismos que se utilizan para rockfishing. Lances lejanos, acción de pesca idéntica a señuelos grandes, y a insistir. Los peces al alcance de esta técnica son los jureles, palometas, pequeños palometones y lubinas, las peleonas obladas… como veis, tremendamente polivalente.

Blog Foto004

Desde luego, desde que he descubierto esta pesca ultraligera, siempre llevo el equipo a mis spots de pesca, y mientras otros capturan jureles con boya y anguilón y equipos desproporcionados que lanzan hasta 80gr y remolcan los jureles sin saber en muchas ocasiones ni siquiera que traen el pez enganchado, yo disfruto de lo lindo con mi equipo ultraligero.

Os dejo un pequeño vídeo de capturas de obladas con un jig metálico de 7gr en esos días en los que no sale nada.

Me podrás ver disfrutando emocionado de lo que para mí y mi equipo son picadones de infarto, la caña doblada, sacando hilo… Quizá los peces no sean enormes, o quizá sí que lo son en proporción a la caña. Al final, la pesca se trata de sensaciones, y con esta técnica, las sensaciones se multiplican por 10.

A mí, ¡que me quiten lo “bailao”!

¡Nos vemos en la orilla del mar! ¡Captura y suelta siempre!

Manu

Esta entrada fue publicada en Mar, Spinning y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *